Termina la liga y no solo se va Guardiola

Hace un par de años nadie presagiaba que el club de la Rosaleda, el Málaga C.F. terminaría por clasificarse para la UEFA Champions League. Finalizada la liga BBVA es momento del adiós para sus protagonistas, para la mayoría un hasta luego pero para algunos un adiós no solo a esta liga sino un adiós definitivo al fútbol en activo.

Este es el caso de Ruud van Nistelrooy, que anunció este lunes que se corta la coleta, que cuelga unas botas cansadas de marcar goles y sale por la puerta grande. A los 34 años, uno de los mejores arietes de la última década, deja el fútbol. Otros ilustres como Del Piero o Filipo Inzaghi han hecho lo propio, pero el futbolista holandes ha dejado huella en España y se merece un pequeño homenaje.

Mientras el delantero belga se encontraba seguramente en el mejor momento de su carrera, a su lado crecía un futbolista que se labraría una carrera de leyenda. Van Nistelrooy comenzó a familiarizarse con las porterías del equipo rival en su Holanda natal. Debutó en el Den Bosch, en Segunda. Tras cuatro temporadas dio el salto a Primera gracias al Heerenveen, que debido a la eficacia de un ‘9’ a la antigua usanza se embolsó más de seis millones de euros traspasándolo al PSV.

Van Nistelrooy se convirtió en ídolo marcando todo lo habido y por haber. Bota de Plata el primer año, el segundo se vio truncado por una lesión que pudo haberle hecho mella en su carrera. Sumaba 29 goles, su fichaje por el Manchester United era prácticamente un hecho pero se truncó. En medio de la recuperación, se rompió el ligamento cruzado de la pierna derecha. Pese a su temporada en blanco, se recuperó y firmó, en 2001, el contrato que la lesión le había privado sellar. El United se hizo con un caballo ganador. Cinco temporadas en Inglaterra en los que prácticamente lo ganó todo, mejoró sus registros y disputó con Holanda la Eurocopa y el Mundial. La Champions League, donde ha sido máximo goleador hasta en tres ocasiones, es el título que se le ha resistido en un palmarés envidiable y a la altura de su faceta goleadora.

Luego llegó el Real Madrid. La llegada de un jugador de contrastada clase mundial que no pasó desapercibida. Logró, en sus casi tres años de blanco, ser máximo realizador del campeonato, logrando el Pichichi nada más llegar y cosechando dos títulos ligueros. Se marchó en enero de 2010 a la Bundesliga, donde también dejó huella en el Hamburgo: marcó 17 goles en año y medio.

Volvió de nuevo a España, estando a punto de hacerlo de nuevo al Real Madrid pero recaló en Málaga. No ha conseguido los promedios a los que acostumbraba pero no cabe duda que ha sido pieza clave de la excelente campaña del club boquerón.

Sea como fuere, es un grande y hemos tenido la oportunidad de disfrutarlo en nuestra liga. Un aplauso para Rutgerus Johannes Martinius van Nistelrooij.

vía: notas de fútbol

Futbol Factory

Leave a reply