Técnica básica de fútbol: el regate

Si has leído nuestra anterior publicación sobre la técnica básica del control del balón te sonará lo de la confianza. Primera regla en cualquier técnica de fútbol: debes estar seguro de lo que vas a hacer. No te armes de valor y quieras jugar a hacerte el creativo improvisando no vaya a ser que tu equipo lo pague, bien sea perdiendo una oportunidad de gol o encajando uno.

No pretendemos darte una clase magistral de técnica, pues como bien dice el título se trata de técnica base, pero si queremos llamar tu atención sobre unos detalles básicos a la hora de realizar un regate.

Ante todo recuerda, confianza con el balón. El regate es un recurso más del fútbol, no abuses de el cuando tienes línea de pase o tiro, o cuando tienes otro compañero en mejor posición que tu. Como pasa en todas las técnicas hay que decidir en cuestión de segundos y esto no debe improvisarse.

Finta a un lado y sal por el otro.

Utilízalo cuando encares a tu rival, se puede decir que es la base de cualquier regate. Apenas tocas el balón, pasas el pié por encima provocando el movimiento del contrario para salir por el lado contrario con el balón controlado.  Si no lo consigues a la primera puedes hacerlo a la segunda, haciendo la popularmente conocida como bicicleta. El balón tiene que estar siempre cerca de tu pié.

Engañar el tiro.

Lo harás cerca de posiciones de disparo en las que el rival pueda temerte. Inicias el movimiento de disparo y antes del golpeo de balón llevas el balón con el interior del pié de golpeo hacia dentro. Volverás loco al rival pudiendo golpear con la pierna contraria antes de que recupere posición.

Cambio de ritmo.

Tienes que tener confianza ciega en tu potencia frente al defensa. Tienes que llevar la pelota con la pierna que está al lado contrario de donde está el balón. Frena en seco el balón, pisándolo o con el exterior, tu rival debe pasarse de largo y tu aprovechar para cambiar de dirección  por su espalda. Eso si, la salida de este gesto debe ser veloz y directo hacia el área.

Quien no recuerda a genios del regate como Cruyff con su amago, recorte y cambio de dirección. La cola de vaca de Romario, la ruleta de Zidane, el aguanís de Raúl en la final de la Intercontinental de Japón, o los regates de Ronaldhino y la samba de Ronaldo. Historia del fútbol para admirar el regate en todos ellos.

Practicar, seguridad y visión de juego y si puedes intenta imitarlos.

Futbol Factory

Leave a reply