Técnica básica de fútbol: control de balón

Aprender a regatear, controlar el balón y a centrar es esencial en fútbol, independientemente de la posición en la que juegues en el campo. Es técnica básica de fútbol.

En cualquier caso la confianza es vital por lo que es aconsejable no iniciar ninguna de estas técnicas sin estar seguro de uno mismo, siendo preferible optar por tocar hacia algún compañero. No hay lugar para la improvisación, por lo que debes tener muy claro que vas a hacer cuando te llegue el balón.

Cada jugador tiene su propio repertorio de regates, toques y forma de centrar, pero en cualquier caso sea o no un amplio repertorio, si debe ser un repertorio ensayado, entrenado de tal forma que te permita realizarlos siempre con absoluta confianza.

 

Hoy os hablamos del control del balón.

Siempre debes ir en busca del balón y no espera

 

r a que este llegue a tu cuerpo. Según vayas a recibirlo con una u otra parte de tu cuerpo será bueno que sigas estas indicaciones.

Control con el pecho, si el balón viene muy alto con respecto a tu posición. Fija la vista en el balón, arquea un poco tu cuerpo hacia detrás  y avanza hacia la pelota, con las piernas abiertas y las rodillas ligeramente flexionadas. Tronco hacia delante cuando el balón impacte con tu cuerpo para que caiga al suelo. Es como tensar un arco, hacia detrás para amortiguar y hacia delante para poner el balón a tus pies. Si hay mucho rebote te lo birlarán.

Control con el muslo,  si el balón llega por debajo del pecho. Al igual que con el pecho hay superficie de contacto suficiente. La pierna de recepción debe elevarse y flexionarse unos 90º.  Relaja el músculo para evitar rebote. Una vez en el suelo haces un control orientado protegiendo el balón con tu cuerpo que recupera entonces la trayectoria en la quieres seguir jugando.

Control de tacón,  si el balón una vez recibido queda por detrás de tu posición. Si eres rápido puede servirte para superar al contrario a la vez que controlas.  Inclinas lateralmente tu cuerpo hacia la pierna con la que vas a controlar. Golpeas suavemente y la pelota debes dejarla caer  por delante de tu cuerpo. En este momento puedes volver a controlar levemente acompañando con el empeine el balón hasta el suelo.

Sin lugar a dudas te recomendamos recurrir a las botas de fútbol Adidas de la línea Predator, una bota mejorada con inserciones de caucho y espuma en las zonas de contacto con el balón, una nueva y suave carcasa sintética. Tecnología predator® que te ofrece cinco zonas letales para controlar el balón en todo momento.

Futbol Factory

Leave a reply