Argentina campeón Mundial de la Fifa 2016

“Ser campeón del mundo no es eterno”

Argentina cambió el orden global del futsal en la última Copa Mundial de de la FIFA Colombia 2016. Su triunfo es el de los modestos, el del equipo, el del tesón y la raza. Unos valores que enarbola su seleccionador, Diego Giustozzi, que lideró un grupo de guerreros capaces de imponerse a las grandes potencias mundiales.
Aunque minutos más tarde de conseguir el título ante Rusia, el míster señalaba que “ahora podríamos retirarnos tranquilos”, lo cierto es que Diego, quien sigue siendo Diego, mira el futuro con optimismo, viviendo una novedosa experiencia en la Superliga india, reconociendo que “somos los profesionales del futsal los que tenemos que ayudar a que nuestro deporte crezca”.

Pregunta.- Este mes se cumple un año de la consecución del título Mundial por parte de Argentina. ¿Qué ha supuesto para el futsal de tu país?
Respuesta. Supuso el cambio final de mentalidad. Ya la selección había cambiado la manera de jugar, de trabajar y de pensar del futsal argentino, pero el Mundial mandó el mensaje final de que todo es posible con trabajo. En nuestro país falta entender que trabajar en el detalle marca la diferencia, pero vamos por el buen camino, cuando demos más importancia a los detalles no tendremos techo. Creo que el cambio más grande del futsal argentino después del Mundial no se va a ver en estos meses sino en unos años, hoy los chicos que juegan futsal de jóvenes quieren ser jugadores profesionales de este deporte y eso en unos 10 -15 años va a marcar mucho la diferencia y ojalá podamos estar a la altura de los brasileños o españoles

"Ganar el Mundial Futsal 2016, nos dio un mensaje:con esfuerzo todo es posible"

P.- ¿Fue el triunfo de los modestos?
R.- Yo no lo llamaría “modesto”, no hay una sola selección en el mundo que sepa sufrir como nosotros, tenemos calidad individual e hicimos un trabajo táctico que hizo reducir al mínimo a los rivales. Sabíamos muy bien nuestras virtudes y sobre todo nuestros defectos. Fue el triunfo de los valores humanos sobre la técnica individual y las pizarras por más que seamos un equipo muy táctico. Previo al mundial sabíamos que habíamos hecho lo más fácil, alcanzar y jugar de igual a igual con las potencias, los partidos decisivos se deciden por mínimos detalles y nosotros trabajamos para que ese detalle se vuelque del lado de Argentina. Para que una selección como Argentina sea campeón del mundo teníamos que trabajar más y mejor que nuestros rivales y creo que todas las decisiones que tomamos para preparar el Mundial y llegar de la mejor manera salieron perfecto
P.- Cuando un entrenador ya ha alcanzado la gloria mundial… ¿Cuál es el próximo reto?
R.- ¿Pero qué es la gloria? Si pensamos que levantar la Copa del Mundo con tu país es lo más grande que te puede pasar como profesional, sí, seguramente, pero eso no es eterno….eterno son los valores, la persona. Yo, cuando la gente me trata de distinta manera porque soy campeón del mundo me causa gracia, yo sigo siendo el mismo marido, el mismo padre, el mismo amigo y el mismo entrenador y siempre lo seré. Mi reto es seguir siendo el mismo, seguir ganando todos los títulos como entrenador que no pude ganar como jugador (risas), seguir trabajando para ver en los ojos de mis jugadores que crean que cuando salen a la cancha todo es posible
P.- ¿Cómo ha cambiado tu situación profesional?
R.- Eso sí, tengo que admitir que me cambió mucho, la vida personal es exactamente la misma, ahora la vida profesional me cambio muchísimo y siempre trato de decirme a mí mismo que eso no puede influir en mi persona ni mi manera de ser. Cambiaron muchas cosas que no las quiero hacer públicas para que no se malinterpreten, muchísimas cosas son muy buenas y otras algo menos, pero si todo esto pasó por todos los títulos que le pudimos dar a nuestro país, entonces bienvenido sea
P.- Hablas de la necesidad de mejorar la liga de tu país. ¿Ha crecido en este año?
R.- Sí, creció mucho, pero pensar a corto plazo es de mediocres, estamos tan lejos de lo que es la realidad de un país que es potencia mundial que el trabajo no es a meses, sino a años. Lo más importante no es el tiempo que tardemos en conseguir los objetivos, lo más importante es encontrar el camino que te lleve a esos objetivos. Tengo confianza en que los dirigentes que dirigen este deporte nos lleven al lugar que deseamos y nos merecemos. Ojalá en ese sentido la selección de futsal haya echado una mano a conseguirlo
P.- ¿Cuánto tiene el futsal de raza y cuánto de pizarra?
R.- Todo tiene un cien por ciento de importancia pero no todo es el cien por cien de importante. Para mí la pizarra en un entrenador es una baja parte de lo importante que es conseguir los objetivos a nivel deportivo. Para mí, el que quiere encontrar las soluciones moviendo fichas en un pedazo de madera se equivoca, pero bueno, es una opinión personal.
P.-¿Qué opinas del futsal español?
R.- Hay que ser sincero, es sin ningún lugar a duda la mejor liga del mundo y el espejo en cual es el camino hacia la profesionalidad, hacia las cosas bien hechas que te acercan a la perfección. Hay personas muy capacitadas dentro y fuera de la cancha que hicieron del futsal español un ejemplo en el que muchos se miran. Eso sí, entre el querer y el creer hay una línea muy delgada, nunca me voy a olvidar la conferencia de prensa post a los amistosos con España en Madrid y Barcelona, no hay que pensar que porque España está muy bien los demás son inferiores o subestimar su trabajo.
P.- ¿Qué recuerdas de tu paso por España?
R.- Todo. España me cambio mi manera de ver y vivir el futsal. Solo quien jugó la liga española puede entenderlo, y si le sumas que cuando uno es un apasionado de su profesión, puede sacarle mucho rédito a su paso por la liga. Las semanas de entrenamiento, los partidos, cómo se vive ser jugador de futsal, muchos compañeros, me recuerdo de mis épocas de jugador allá y me viene una sonrisa, eso porque fui feliz.
P.- Das mucho valor a la palabra equipo. ¿Cómo se construye un equipo campeón?
R.- ¡Claro que sí! Si no, me dedicaba al tenis o al golf. Este es un deporte que el “nosotros” siempre estará por encima del “yo” y la gente que es necesitada de protagonismo muchas veces se equivoca. Para mí siempre fue y siempre será que los protagonistas en este deporte son los jugadores, yo tengo muy muy en claro que soy lo que soy gracias a ellos, ellos ganan los partidos y nosotros tenemos que tratar de no perderlos, darles las mayor cantidad de armas posibles para que sean mejores jugadores y mejores personas dentro del campo de juego. ¿Cómo se logra? Puede que te sorprenda lo que te digo pero eso te lo respondo en unos 15 ó 20 años. Recién estoy investigando cómo, pero todavía no creo de estar seguro al cien por cien, tengo 39 años….
P.- ¿Cómo está siendo tu experiencia en La India?
R.- Distinta, pero interesante, no pensaba nunca de vivir algo así, pero me lo tomo con buena predisposición. Eso sí, nuestro trabajo en este tipo de torneos influye una mínima parte de lo que somos como entrenadores realmente, lo mayoritario queda a expensas de un montón de situaciones que es imposible manejar pero son 18 días que hay que saber interpretar muchas cosas distintas a las q estamos acostumbrados. Eso sí, se dan partidos muy espectaculares y situaciones distintas que ayudan al espectáculo.
P.- ¿Crees que figuras del futbol 11 ayudarán a promocionar el futsal mundial?
R.- Eso no lo sé, no creo, pero no sé. Los que tenemos que ayudar a hacer crecer a este deporte somos nosotros, los profesionales de esto.

Diego opina que la liga futsal española es la mejor del mundo.

P.- Sigue el debate del futsal olímpico. ¿Crees que lo conseguiremos?
R.- Yo creo que sí lo será, yo soy muy positivo y veo siempre el vaso medio lleno. Nuestro deporte tiene 30 años de historia y competimos contra deportes que tienen mas de 100 años (futbol, basket, voley, etc.) Así que hemos mejorado muchísimo año a año y siendo tan jóvenes como deporte tenemos mucho margen de mejora. Está en la capacidad de los que lo dirigen de que todo lo que necesitamos llegue lo mejor y antes posible.
P.- ¿Qué te queda por aprender?
R.- ¡Todo! ¡Muchísimo! pero principalmente como persona. Ni que hablar como entrenador también, si me veo como pensaba hace 4 años y como veo ahora muchas situaciones de juego nunca me lo hubiera imaginado. He mejorado muchísimo a interpretar de manera distinta muchísimas situaciones de juego de este deporte y lo que más contento me pone es que lo trabajo distinto manteniendo los mismos principios y conceptos, pero te vuelvo a repetir, haber ganado todos los títulos que conseguimos no me va a cambiar en nada, soy un obsesivo, un enfermo del cómo y del porqué, le doy mucho más importancia a eso que al momento de levantar una copa.
P.- ¿Tu futuro profesional seguirá vinculado a la albiceleste?
R.- No lo sé, todo tiene un ciclo, pero no sé cuándo. Yo siempre decidí por motivaciones, soy un agradecido del trato que me dan en Argentina todos, mis dirigentes, mis colegas, la gente del deporte y tengo muchas ganas de devolver todo lo que recibo. También es verdad que me gustaría trabajar todos los días y competir todas los fines de semanas, pero no todos los días se dirige la selección de tu país así que mientras disfruto de lo que me esta pasando. También en el 2018 termina mi contrato así que no puedo pensar mucho a futuro, la verdad que pienso en disfrutar el presente y el futuro veremos.

ALBERTO GASCO

Leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: