Ricardinho, el factor desequilibrante de la UEFA Futsal Euro 2016

¿Qué efecto tendrá Ricardinho en esta Euro UEFA Futsal que se está disputando en Belgrado?

Ricardinho es un aglutinador de miradas, pensamientos, emociones… Aunque no se mueva, se sabe que está. Aunque su posición sea defensiva, se sabe que atacará. Aunque el balón esté lejos, se sabe que el cuero buscará su caricia. Así es y así será. Porque Ricardinho es feliz jugando al futsal y el balón es feliz teniendo de compañero a Ricardinho.

maxresdefault

Por lo pronto, su selección cuenta con él como cohesionador del grupo y del juego de ese grupo. Así que facilita la labor de todos: cuerpo técnico, jugadores, directivos. Sabe que todos le miran y le piden cada vez más y más. Y él responde, como los grandes, con naturalidad. Y sorprendiendo a cada paso.

Cuento una pequeña anécdota que demuestra su pasión por los retos: cuando estábamos negociando su incorporación a Movistar Inter, se acercó a ver un partido al Palau. Su mujer le comentó, satisfecha, que ese equipo al que iba a venir la siguiente temporada jugaba muy bien. A lo que el jugador portugués le comentó: “no, al equipo al que voy a venir no es el que lleva la camiseta blaugrana, sino el de color verde”. Y su mujer se llevó las manos a la cabeza. En el descanso coincidí con él y me contó lo sucedido. La anécdota resumía la necesidad que teníamos de dar un salto de calidad y la valentía de Ricardinho de aceptar el reto de devolver a nuestro club a la lucha por los títulos.

Unos pocos meses más tarde Logroño presenció en la Copa de la Liga Nacional de Fútbol Sala cómo aquel sobre el que todo el mundo tenía puestas todas las miradas respondía una a una a todas las preguntas retadoras que se le habían planteado. Y consiguió el más difícil todavía, la cuadratura del círculo: show y rendimiento se dieron la mano, la diversión vestida de competitividad, el “y ganar y ganar y ganar y volver a ganar y ganar” con el jogo bonito.

Portugal siempre ha estado cerca de los títulos. Le queda subir un pequeño peldaño, el último, pero el más difícil: creer que de verdad puede ganar. Cuenta en su plantilla con el jugador más desequilibrante de este Europeo. Si Ricardinho es feliz, hará felices a los que están a su alrededor.

ricardinho-portugal-4

 

Julio Garcia Mera

Leave a reply