Fútbol versus dinero

Hace semanas hablamos  de los ingresos millonarios que supone participar en la UEFA Champions League. En unos minutos dos equipos españoles se disputarán los ingresos que se ponen en la mano de los equipos finalistas  de la Europa League.

Un pastel de color rojiblanco de al menos unos 32 millones entre ingresos por televisión, taquillaje y las aportaciones de UEFA, organizador de la competición. Uno de los dos, el que gane el partido que hoy se disputará en el estadio National Arena de Bucarest, se embolsará otro millón más.

Hace poco nos desayunábamos dos noticias que hacen que nuestros ojos en vez de ver balones no hagan mas que ver billetes. Por un lado conocimos las cifras económicas que manejan los entrenadores mejor pagados del universo fútbol de los que destacamos que el primero entrena en España: Jose Mourinho (Real Madrid), 14,8 millones de euros. Que hay tres españoles más en la lista:  Pep Guardiola (Barcelona), 9,5 millones de euros, Jose Camacho (China), 6,1 millones de euros y  Quique Sánchez Flores (Al Ahli), 3,5 millones de euros.  Sin embargo resulta que la liga que mejor paga a sus entrenadores es la Premier League.

Si nos pasamos al gremio de los jugadores mejor pagados en el 2012 no vamos a salir de nuestro asombro pues a su retribución salarial suman ingresos por extras, patrocinios y todo tipo de publicidad. Tenemos el ejemplo de David Beckham que llega a ingresar 8 veces su salario en conceptos extra: 4,8 millones de euros por salario- 31,5 millones de euros en total. Toda una maquina mediática para hacer dinero. El número 1 en ingresos, como en el caso de los entrenadores, también juega en España. El 10 del Barça, Lionel Messi recibe 33 millones de ingresos con salario y todos los extras incluidos.

Y terminamos este sumatorio de cifras imposibles de imaginar para el común de los mortales, dando un tirón de orejas a los clubes que no cumplen con sus obligaciones fiscales y que son las cifras negativas en este maremagnum de dineros entre balones.  La normativa sobre Sociedades Anónimas Deportivas del 1991 parecía ser el remedio mediante avales a los impagos. Pero la realidad ha sido tozuda y no ha sido así. Los equipos españoles han seguido aumentando su deuda.

El nuevo acuerdo entre el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Consejo Superior de Deportes y la Liga de Fútbol Profesional tiene como objetivo acabar con los continuos impagos de los equipos de sus obligaciones fiscales. Pero ¿no bastaría con hacer cumplir la ley vigente y no promulgar otras nuevas?.

Futbol Factory

Leave a reply