Equipos filiales, una virtud y una necesidad

"La importancia de los filiales con la crisis económica debe consolidarse en las próximas temporadas y los clubes deben ser conscientes de ello. Para los aficionados el fútbol es orgullo, sentimiento, sufrimiento, alegría, tristeza y diversión. Y si estos pueden identificarse con los jugadores que les hacen disfrutar cada fin de semana al ser de la casa, habremos conseguido acercar el fútbol al pueblo. ¿Estamos de acuerdo?"

Esto es lo que escribe Enrique Durán a propósito del arranque de temporada y la caída de números en el mercado de fichajes. Y podríamos decir que no hay mal que por bien no venga. Porque al fútbol le va a venir bien centrarse más en el deporte y no tanto en el talonario. Las canteras, escuelas de fútbol y en definitiva jugadores nacionales se van a ver beneficiados por ello. Es más, si esto no fuese así deberían pensar en abordarlo desde el punto de vista de la "exportación de futbolistas".

Hablar de cantera no debe ser algo romántico sino implícito en los clubes de fútbol. Si hay cantera hay más socios, más público en los estadios y por tanto más puestos de trabajo y recaudación. Esto lo tienen todos los clubes claro, pero lo que no parece estar tan claro es el cuidado y promoción de los equipos filiales.

El artículo de Enrique Durán no tienes desperdicio y centra las bases para el trabajo con los equipos filiales mas que interesante, recomendable.

Los filiales son una inversión para los primeros equipos, un medio de promoción de la marca de club pero también son un instrumento de desarrollo deportivo para las personas.  La RFEF regula estos equipos de la siguiente forma en el Capítulo II,  artículo 108 de sus reglamentos Generales:

1. Los clubes pueden tener filiales o equipos dependientes en todas las divisiones o categorías inferiores a la que estén inscritos, si bien limitándose este derecho a sólo uno en cada una de aquellas, de manera que en cada división solo podrá haber un equipo del mismo club o un filial de este.

2. Tratándose de los de Primera, Segunda y Segunda División “B” tendrán además de esta facultad, la obligación, salvo disposición legal que lo impida, de tener inscritos tomando parte activa en las competiciones, un equipo por cada una de las categorías, desde juveniles hasta prebenjamines, ambos inclusive, en las competiciones que tenga establecidas la Federación de ámbito autonómico de su domicilio. En la especialidad de Fútbol Sala, los clubes con algún equipo adscrito a División de Honor, División de Plata o Primera Nacional “A” tendrán la obligación, salvo circunstancia especial que lo impida, de tener inscrito tomando parte activa en las competiciones, un equipo juvenil.

¿Están bien cuidados los equipos filiales de nuestro fútbol?. Forman parte de la historia de nuestro fútbol, del deporte rey y también hay que decirlo, del negocio.

Futbol Factory

Leave a reply