El caso de los Leones de moda

Y Kiko tiene razón y nosotros se la damos. Hay que buscar algarabía y nos agarramos a un clavo ardiendo para tachar de traidores a aquellos que por su legítimo esfuerzo un día se plantean cambiar de club. La historia de nuestro fútbol está llena de ejemplos que han existido, existen y existirán.

Como  muestra el caso de los "leones de moda", Llorente y Javi Martinez que han desplegado un gran fútbol, y tienen como todos, el derecho de resolver su relación contractual profesional como estimen.

Como dice Kiko Narváez  "Ahora, ante la posibilidad real de que se vayan dos de sus buques insignia, llegan los insultos y reproches que años atrás aguantaron otros. Y se marchan de manera legítima y de frente pagando su cláusula, o decidiendo no renovar, pero dejando un dinero muy bueno para el club"

El Athletic lo sabe y ve en esta, como en otras la ocasión de hacer caja, una caja extraordinaria que le seguirá permitiendo mantener viva la filosofía del fútbol de Lezama.

"Siempre me pregunté dónde estaban esos aficionados cuando jugadores que son leales a sus clubes fueron humillados y vejados obligándolos a entrenar solos y a horas inéditas, algunos sin balones, ni agua ni hielo ni vendas. Nunca vi pancartas de ánimo ni gritos de aliento para ellos. Esa es la cuestión: ¿se mira el amor a unos colores o la calidad y el protagonismo del jugador a la hora de recriminarle? " termina Kiko en su blog y no es para menos. Que fácil es coger la bandera del patriotismo de club y tildar de mercenarios a quienes lo han dado todo y buscan lo mejor en cada jugada. O acaso además de los colores todos juegan por conseguir aumentar su talonario.

Otro culebrón de este verano fué el caso Higuaín que como resultó quedándose ya no es un traidor al club pero si ha sabido renegociar "sus lentejas". Asi que como dice Kiko "sigue sonando cada verano la contradictoria canción de la hipocresía" y nosotros añadimos... "que deje ya de sonar".

 

Futbol Factory

Leave a reply