En busca del talonario perdido: craks recorriendo el planeta fútbol

En nuestro blog hemos hablado de la edad estimada para iniciarse en el fútbol. Y en esta ocasión lo hacemos para ver en el fútbol cual es la edad en la que la carrera de un jugador medio profesional de élite toca a su fin y las cuentas  nos salen en torno a los 35-36 años. Casos meritorios los hay por encima de esta edad pero podemos hablar de estos números para tener una referencia. Insistimos en que hay gran variedad pues no en vano hay mucho fútbol en el planeta.

Dino Zoff, el portero y capitán de Italia, quien tenía 40 años cuando jugó y ganó la final de España 1982. Stanley Matthews de Inglaterra jugo hasta los 50 años en el Newcastle es el jugador mas viejo que jugo en una liga profesional reconocida. Roger Milla de Camerun jugo teniendo 42 años en el mundial USA 94.  Hugo Gatti de Boca Juniors jugó como portero  hasta los 44 años.

Estos son ejemplos de jugadores muy estables en su rendimiento, excepciones sin duda, pero están ahí. Lo cierto es que hoy el retiro en tu equipo de referencia se suele cambiar por un retiro dorado en países exóticos donde los talonarios hacen efecto llamada.

Se trata de ligas de un nivel inferior pero con clubes que pagan cifras astronómicas y más si tenemos en cuenta lo que gastan en fichar y cuál es la renta per cápita del país. Pero lo que podríamos llamar como viejas glorias de las grandes ligas son reclamados a estos clubes para aportar efecto mediático y claro está también calidad. Una calidad a la que ya no pueden dar lustre en las ligas donde han competido anteriormente.

Tenemos casos para todos los gustos y destinos de los más variados:

Pelé, uno de los más grandes de la Historia, fichó con 35 años por el neoyorquino Cosmos. Españoles como Butragueño y Martín Vázquez, ambos fichados por el Atlético Celaya de Méjico o que decir del destino Saudí de Hierro (Al-Rayyan), Guardiola(Al-Ahli) o Batistuta (Al-Arabi). David Beckham fichó por Los Angeles Galaxy o Thierry Henry por New York Red Bulls. Y más recientemente se ha incorporado al mapa de destino prioritario para retiradas de estrellas China como ha ocurrido en el caso de Kanouté en el Beijing Guoan, Drogba Anelka en el Shanghai Senhua o Yakubu y Darío Conca en el Guangzhou Evergrande.

Pero destacamos dos casos. El de Samuel Eto’o que es el  futbolista mejor pagado del mundo cuando ya está en el ocaso de su carrera y ha sido fichado por un equipo ruso. Y el caso de Ronaldo Rivaldo Vítor Borba Ferreira, conocido simplemente como Rivaldo, que anuncia su retirada con 40 años.

Este futbolista fué balón de oro en 1999,  dos veces campeón de Liga con el FC Barcelona, campeón y pichichi de la Copa América de 1999 y campeón del mundo en Corea y Japón 2002. Pasó al AC Milan, con el que ganó una Champions y una Liga. Y de ahí comenzó a dar tumbos pasando por el Cruzeiro brasileño, por el Olympiakos griego y mas tarde por el AEK de Atenas y ya con 36 años encontró su sitio en Uzbekistán, en el FC Bunyodkor. De este equipo voló de nuevo a Brasil al  Mogi Mirim y antes de debutar aceptó una oferta del São Paulo. Pero este nómada del fútbol no se paró aquí y en enero de 2012, con 39 años, fichó por el Kabuscorp Sport Clube do Palanca, club de la República de Angola, con un contrato que los medios locales fijaron en los cinco millones de dólares, donde no entran, claro está, todo tipo de prebendas como casa y coche de lujo, personal doméstico, cesión de terrenos, etc.

Pero ahora Rivaldo se retira después de haber jugado media vida (tiene 40 y lleva 20 años jugando al fútbol) y gran parte de ella en busca del talonario perdido demostrando que hacer caja con el fútbol es posible, al menos para algunos super craks. Y Rivaldo lo fué.

Futbol Factory

Leave a reply